martes, 10 de mayo de 2011

LA RECOMPENSA

Hablo mucho de sensaciones, y muchos diréis que me flipo un poco y que no es para tanto, pero ahora mismo creo que podría volar. Acabo de firmar el albarán de entrega a domicilio de estas dos preciosidades y las acabo de desnudar...


Cuando dedicas tanto esfuerzo a un proyecto tan ilusionante, en el que tantas personas trabajan duro e igualmente ilusionadas, y luego ves el resultado, merece la pena dejarse sumergir un rato en la ilusión infantil de abrir los envoltorios de un deseo y dejar de lado la obligación de tocar con los pies en el suelo que se supone conlleva la condición de adulto. Sólo durante un rato, puedo volar.
...sí, sí, lo sé; Flipao!

7 comentarios:

Muriel dijo...

Enhorabuena Victor!! disfrutalos ;P

Víctor Díez dijo...

Gracias, Al!!!!
Hoy me concedo día festivo, para celebrarlo :p
Ya terminé las del tercero (Hamburguesas de hombre lobo) y estoy con el cuarto (Gazpacho de vampiro) jajajajajaja...

Vanesa dijo...

Qué buen, verás cuando estén todos juntitos :D

PENSADORA dijo...

¡ENHORA BUENAAAA!!!! Nada niño, tú flipa y vuela todo lo que quieras... ¡porque tú lo vales!.

Salud!

Yvon dijo...

.odnafnuirt riuges A. !!aneubarohnE

Rebeca dijo...

Me parece la mar de lícito dejarse llevar por una nube que te sube hasta arriba, me has recordado a mi amiga escritora, emocionándose porqué 20 desconocidos pidieron su firma y compraron su libro. Felcidades.

Castelló dijo...

Ese niño de nuestro interior, cuanto lo necesitamos amigo ;)

Y esos pequeños tesoros debemos tenerlos todos en nuestras manos... Yo quiero ! :D

pd:Yvon, te habrá costau jeje...